lunes, junio 01, 2009

Contaminación por ozono, Galicia registró 35 episodios de contaminación por ozono en seis años

Galicia registró en los últimos seis años 35 episodios de contaminación por ozono. Localizar el origen de estas emisiones, que pueden desplazarse hasta 150 kilómetros, y elaborar un modelo que permita prever su evolución es el objetivo del Grupo de Modelización Ambiental de la Universidad de Santiago, integrado por ingenieros químicos, físicos y químicos.
Juan José Casares, coordinador del grupo, destaca que el ozono "es imprescindible como protector de la vida cuando está situado en la estratosfera, ya que absorbe la radiación ultravioleta B, pero resulta tóxico cuando se encuentra en contacto con la superficie terrestre, porque es un gas muy reactivo y oxidante". Los efectos de los episodios por contaminación por ozono – que en Galicia han tenido una duración máxima de varias horas– son parecidos a los de una lluvia ácida (hojas quemadas, irritación de las vías respiratorias...) "pero sólo si se encuentra en elevadas concentraciones", asegura el investigador.
Una de las dificultades para estudiar este tipo de contaminación es que se produce lejos de la fuente de emisión, debido a la acción del viento, por lo que puede afectar a poblaciones no industrializadas.
El ozono no se emite de forma directa por la actividad humana, sino que se forma cuando otros contaminantes como los óxidos emitidos por los vehículos y todos los procesos industriales se someten en el aire a reacciones fotoquímicas. "Esta situación hace que sea muy complejo establecer una relación causa-efecto sobre estos contaminantes", indica Casares. Reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno es una de las formas de evitar este tipo de episodios que, "aunque no son muy numerosos, sí es necesario actuar para corregirlos", advierte el profesor. Además, conocer el origen de las emisiones, "nos lleva a ser realistas sobre nuestra aportación en esa contaminación", destaca el experto.
Los investigadores de la Universidad de Santiago estudiaron este tipo de contaminación entre los años 2002 y 2008. del total de episodios detectados, el 74% se corresponden con emisiones sucedidas en otros lugares; especialmente del litoral atlántico gallego-portugués, de la Meseta Central y del norte de España. El 26% restante se corresponde con episodios autóctonos, derivados de la actividad en Galicia.
"No contamos con las suficientes estaciones en Galicia que midan la concentración en suelo del ozono; tan sólo 8 ó 10 y todas en el norte de A Coruña. Además, este tipo de contaminación se estudia desde hace pocos años, por lo que no poseemos una base de datos histórica que nos permita analizar la evolución", explica Casares. De ahí las dificultades para conseguir un modelo de simulación que permita intuir el comportamiento que tendrá esta contaminación.

No hay comentarios: