lunes, agosto 27, 2007

imagenes de la capa de ozono





algunas imágenes de la capa de ozono:

martes, agosto 14, 2007

Lucha global por el ambiente

MÁS DE 190 países en el mundo han ratificado el Protocolo de Montreal, acuerdo internacional que busca reducir las casi cien sustancias que causan un grave daño a la capa de ozono.

La destrucción de la capa de ozono es uno de los problemas ambientales más graves hoy día, por lo que la vida en la Tierra peligra.

Ya han pasado 20 años desde que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha decidido hacerle frente a estas sustancias, tales como los clorofluorocarbonos o CFC (utilizados en refrigeración y la limpieza de metales), los halones (que se emplean en la lucha contra incendios), los tetracloruro de carbono (como solvente detergente industrial), el metilcloroformo (utilizado como disolvente para detergentes industriales), el metilbromuro (de fumigación agrícola) y otros productos químicos que han destruido la capa de ozono, único escudo que tenemos los humanos contra los rayos ultravioletas.

Pero, gracias a este acuerdo, el 95% de estas sustancias han sido eliminadas por completo, evitando decenas de millones de muertes por cáncer y cientos de millones de casos de cataratas en el mundo.

Marcos González, secretario ejecutivo del Protocolo de Montreal, mencionó que se administra más de 2 mil millones de dólares para transferir tecnologías destinadas a más de 135 países en desarrollo, a fin de crear medidas que ayuden a contrarrestar los efectos nocivos que suben a la atmósfera.

En este sentido, el Protocolo de Montreal estima que se eliminan más de 25 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente de gases del efecto invernadero.

Informes revelan que la eliminación de las sustancias que agotan la capa de ozono, según lo dispuesto en el Protocolo de Montreal, ha mejorado el clima del planeta, debido a que la mayoría de las sustancias son también potentes gases de efecto invernadero, su eliminación ha servido para reducir las emisiones de esos gases.

De acuerdo con González, si los países de América Latina y el Caribe siguen contribuyendo en mejorar el medio ambiente, se espera que en los próximos 50 años la capa de ozono vuelva a su estado inicial.

DESAFIOS
Los retos son muchos, aseguran los científicos, ya que hay una gran tarea por delante, a pesar de los esfuerzos realizados en el mundo por preservar la capa de ozono.

Algunos de los desafíos a los que todavía deben enfrentarse, es que los países comprometidos con el tratado deben mantener el impulso para la eliminación total de las sustancias contaminantes.

Las autoridades deben hacerle frente al comercio ilícito, asegurar el control de nuevos productos químicos que signifiquen una amenaza innecesaria para la capa de ozono y buscar alternativas para contrarrestar los daños causados al ambiente.

Natalia Young, directora nacional de Protección de la Calidad Ambiental de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), reconoció que durante décadas se ha impulsado un crecimiento económico basado en modelos insostenibles causando desequilibrios en los ecosistemas y en la vida humana.

Destacó que se encuentra en Panamá la Unidad Nacional de Ozono, en el Ministerio de Salud (MINSA), que ha logrado grandes beneficios.

Young manifestó que se ha establecido el sistema de licencias de importación y exportación de sustancias agotadoras del ozono.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, el comercio ilícito de productos químicos es uno de los más graves.

Dario Delgado, subdirector general de Salud Ambiental del MINSA, dijo que se han establecido legislaciones internas que permiten programas de control de estas sustancias, al punto que todo equipo que se introduzca en el país debe tener una certificación por parte de las autoridades sanitarias.

Mientras que más de un millón y medio de toneladas de sustancias que agotan el ozono se han eliminado, es decir, un 95%, el grupo de evaluación del protocolo señalan que existen un 5% restante de estas sustancias que posiblemente se libreran ocasionando un grave daño a la atmósfera.

Y es que a pesar de los resultados alcanzados por el Protocolo de Montreal, la labor está muy lejos de completarse, ya que la recuperación de la capa de ozono demorará muchos años y obligará a los más de 190 países en el mundo que han ratificado este acuerdo a concertar urgentes esfuerzos para lograr la meta.

MEDIDAS DE PREVENCION
El agotamiento del ozono es alarmante, ya que si la ozonósfera pierde densidad, la radiación ultravioleta llega a la superficie de la Tierra. La sobreexposición a la radiación UV puede causar un sinnúmero de efectos en la salud que van desde la dermatosis (cáncer de la piel y envejecimiento prematuro), daños a la vista y hasta la obstrucción del funcionamiento del sistema inmunológico.

En este sentido, se deben tomar las medidas de prevención, como el uso de espejuelos de sol, sombreros y otra ropa de protección, la aplicación de cremas y la planificación de actividades al aire relacionadas con los esfuerzos de evitar la sobreexposición al sol.

UN PROBLEMA MUNDIAL

  • El análisis de la disminución de la capa de ozono viene a representar un problema en el ámbito mundial y nacional, ya que la capa de ozono, que protege a la Tierra de los efectos nocivos de la radiación solar, sigue en peligro porque se utilizan comercialmente muchas sustancias que la dañan.

  • Los estudios científicos desarrollados en los últimos años han demostrado que productos fabricados por la industria química son responsables de la destrucción progresiva de esta capa de ozono sobre la Antártida.

  • Al igual que científicos australianos, el deterioro de la capa de ozono puede ser motivado por periodo de incidencia en la atmósfera durante el invierno aural. Otros científicos de diversas universidades afirman que existe una relación entre temperatura, humedad y el dióxido de carbono.

  • Sin embargo, los científico esperan detectar la recuperación de la capa de ozono a través de las precisas mediciones del ozono en la atmósfera y de los modelos mundiales. Los cambios en el ozono en distintos lugares y en la extensión y gravedad del "agujero de ozono" antártico serán factores importantes en la determinación de la recuperación del ozono.

  • Los miembros del Protocolo de Montreal, estiman que la capa de ozono debe recuperarse a mediados del siglo XXI. La recuperación a nivel mundial ocurrirá cuando los gases que contienen cloro y bromo, disminuyan en las próximas décadas.

  • En los Estados Unidos calculan que para el año 2165, las medidas de recuperación de la capa de ozono habrán prevenido 6, 3 millones de muertes por cáncer de la piel y se han producido 4, 200 millones de dólares en prestaciones sanitarias a la sociedad de ese país, a fin de prevenir riesgos.

jueves, agosto 09, 2007

Lucha para restaurar capa de ozono dará resultados en 2050


El Protocolo de Montreal ha logrado eliminar 95% de esas sustancias que destruyen la cubierta gaseosa estratosférica que el mundo consumía antes su entrada en vigor.
SANTIAGO.— El logro de los 20 años del Protocolo de Montreal fue encaminar el proceso para recuperar la capa de ozono que protege la vida en la Tierra, pese a que el enorme agujero que se abre cada año sobre la Antártida se mantendrá en la próxima década, dijo el responsable de la Secretaría del Ozono, Marco González.
El Protocolo de Montreal, suscrito el 16 de septiembre de 1987 y ratificado por 191 países, busca eliminar el uso de sustancias que destruyen la cubierta gaseosa estratosférica que filtra las radiaciones solares dañinas para la vida en el planeta, como los clorofluorocarbonos (CFC) de usos refrigerantes y el bromuro de metilo aplicado en la agricultura.

Este instrumento ha logrado eliminar 95% de esas sustancias que el mundo consumía antes su entrada en vigor, explicó el secretario ejecutivo de la Secretaría para el Convenio de Viena (1985) y el Protocolo de Montreal.


Marco González, ingeniero costarricense de 57 años, reside en Kenia y conversó por teléfono con Tierramérica desde Panamá.

Los estudios de los grupos científicos del Protocolo establecen que las concentraciones de cloro y bromo muestran una tendencia hacia la baja desde 2000 y que la situación en la estratosfera está mejorando.

En cuanto al agujero de ozono, se presenta estacionalmente y depende de las condiciones meteorológicas en la Antártida. Mientras más frías son las temperaturas en el Antártico, se produce un congelamiento del aire que forma una especie de vortex (o torbellino polar) de bajas temperaturas, que produce las condiciones propicias para la destrucción masiva del ozono.

Los científicos coincidieron en que el agujero va a permanecer con nosotros en una situación similar a la de 2006, por lo menos por la próxima década.


Es verdad, los estudios de 2006 hablan de que la recuperación de la capa de ozono a los niveles previos a los años 80 se va a dar a mediados de este siglo. Sin duda es un esfuerzo a largo plazo, por lo que los gobiernos de turno deben orientar sus trabajos en dos sentidos: controlar a la industria para evitar que nuevas sustancias con poder para destruir la capa de ozono sean producidas y comercializadas, y seguir monitoreando la situación tanto con los satélites que rondan la Tierra como desde las estaciones terrenas.

Hoy existe un fondo para la investigación de la Convención de Viena que facilita recursos para el mantenimiento de esas estaciones.


El comercio ilegal puede ser un problema serio. Las partes trabajan desde finales de los años 90 en el cierre de las plantas de producción de CFC y otras sustancias.

A principios de julio se cerraron todas las plantas en China, dos años y medio antes de la fecha exigida en el protocolo.

Esto origina que la oferta de esos productos en el mercado mundial se reduzca drásticamente y, por supuesto, que las leyes de oferta y demanda generen precios más altos, pero los países deben hacer un esfuerzo mayor para controlar la producción y el comercio ilegal.